Seleccionar página
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Una alimentación no equilibrada y la vida sedentaria  hacen que nuestro cuerpo vaya perdiendo las formas y acumulando grasa en zonas localizadas como los muslos y las caderas, llamadas familiarmente cartucheras o pantalón de montar.

pantalon de montarAdemás, el aspecto de la piel se vuelve rugoso, acolchonado esto es porque las fibras de la dermis y la hipodermis sufren una degeneración del colágeno y se crean “micro-nódulos”. A veces, todo esto va acompañado de dolor y la sensación al tacto es fría porque la circulación sanguínea en esa zona es insuficiente.

La grasa acumulada en esa zona es muy antiestética y hace que no nos favorezca el llevar un pantalón o una falda ajustada, ya que todavía se potencia más esa protuberancia.

Sabemos que en esta zona a veces cuesta un poco reducir volumen pero hoy en día tenemos soluciones para luchar contra las cartucheras.

Lo primero que debemos hacer es tener una higiene alimentaria y beber 1,5 a 2 litros de agua al día, y si sobran unos kilitos debemos llevar una dieta.

La mesoterapia o la intralipoterapia son unos tratamientos muy eficaces en esta zona, pero si no te gustan las agujas podemos tratarlas con cavitación, láser lipolítico o la adipolisis por congelación para reducir rápidamente ese volumen. Si además de reducir, tenemos que alisar la piel y remodelar el contorno de tu figura el tratamiento idóneo es el LPG Endermología.