Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

Se trata de un haz de luz que, emitido a través de un gel, genera calor en la epidermis, con la energía suficiente para estimular el fibroblasto, para conseguir que el tamaño y el espesor de las fibras de colágeno se recupere, esto hace engrosar el colchón dérmico.

Este haz de luz también tiene un efecto antinflamatorio, consiquiendo, así, que el poro se minimice dando a la piel un aspecto firme, fresco y joven.

Esta energía debe ser aplicada de la manera apropiada en cuanto a intensidad y protocolo para obtener los resultados deseados, su aplicación sobre la piel, consigue unificar el tono y discromias de la piel, difuminar arrugas, rojeces difusas. En resumen, mejorar el aspecto y la calidad de nuestra piel.

ipl

Es un sistema rápido (alrededor de 20 minutos por sesión) que no es necesita ningún tipo de anestesia y no requiere recuperación. La sensación durante la sesión es de un cierto calor en la piel. Posteriormente, es habitual que la zona tratada enrojezca leve y transitoriamente. El cliente podrá incorporase a su vida normal de manera inmediata siguiendo unos sencillos consejos para calmar y cuidar su piel.

Con este sistema además de la piel del rostro, podemos tratar el escote y el dorso de las manos.

Acude siempre a Centros Médicos especializados y autorizados. Recuerda ponerte siempre en manos de profesionales que dominen esta técnica.